Tipos de piercings y el ABC del proceso

Tipos de piercings - Portada Blog

Si vas a aventurarte en el territorio de los piercings y es todo un desconocido para ti, debes conocer los tipos de piercings. Anímate a empezar tu curated ear y lleva tu oreja al siguiente nivel.

Es indudable que, cada vez más, nos animamos a llenar nuestras orejas de piercings. Y es que las orejas son un gran lugar para presumir tus nuevas joyas. Lo hemos visto en celebrities, en nuestrxs influencers favoritxs y, gracias a su democratización, en las calles.

Lo cierto es que estos se han convertido en un accesorio que puede aportarnos mucha personalidad y estilo. Lejos queda la concepción de que los piercings están asociados al mundo del tatuaje. Cada vez más, está más aceptado como un pendiente y no una perforación que resulta intimidante. 

Si os hicisteis vuestro primer piercing de adolescentes, seguro que recordaréis la cara que puso vuestrx padre o madre al verlo. Por suerte, ya no son ese complemento taboo, y menos aún en la oreja.

La consecuente aceptación del piercing ha propiciado que las marcas de joyas, como Maria Pascual, creen opciones minimalistas, cómodas y finas para llevar todos los días y así hacerlos más atractivos para un mayor número de gente.

En la imagen, los Creta Earrings combinados con piercings en el lóbulo con los Stone Earrings Blue, el Shiny Piercing Black y el Earcuff Earring.

No solo eso: el mundo del piercing expande por completo las posibilidades de tus pendientes. ¿Porque llevar solo un par cuando puedes llevar el doble o el triple y, así, sacarles más partido?

Conoce los tipos de piercings – y sus nombres

Si ya tienes piercings en tus orejas es muy probable que optases por empezar por lo básico, es decir, el piercing del lóbulo. Pero, si sueñas con tener una oreja mucho más decorada, seguro que te has planteado pasar a la siguiente liga: aventurarse al cartílago. En Maria Pascual somos fans de las curated ears – orejas llenas de piercings estudiados al milímetro para que estos complementen tu oreja y te aporten una dosis de estilo.

Antes de decidirte, debes conocer los tipos de piercings que hay y sus nombres, para hablar con propiedad. Los más comunes (y por los que recomendamos empezar) son el helix, contra-helix, daith, tragus, lóbulo o el del lóbulo superior

Que el miedo no te frene

Cada piercing, según donde te lo hagas, resulta una extensión de tu estilo (y sí, honestamente, ¡sinónimo de valentía!). Porque con los piercings cierta es la frase “para lucir, hay que sufrir”. Si te has decidido a hacerte uno, procura elegir muy bien el estudio antes de actuar

En la imagen, el pack de pendientes Heart Pack Earrings de la colección de Collage Vintage.

Ponte en manos de un profesional que garantice todas las medidas de seguridad y que realice una revisión semanas después de la perforación para asegurarse que este está sanando correctamente. Hacerse un piercing es toda una experiencia y debería resultar satisfactoria. Aunque, quien algo quiere… ¡Algo le cuesta!

Sanar el piercing es un must

La experiencia nos ha enseñado que lo barato, en estos casos, sale caro. El cartílago es una zona especialmente sensible y delicada. Te recomendamos que cualquier piercing del cartílago lo realices con especialistas que conozcan las técnicas adecuadas. 

Cada piercing tiene un período de curación y aceptación. Al fin y al cabo, estamos “perforando” nuestro cuerpo y este debe asimilarlo. Hay algunos que necesitan dos semanas, otros que pueden tardar un par de meses. En cualquier caso, asegúrate de desinfectar al menos una vez al día con productos que ayuden a la cicatrización. Consulta en una farmacia para que recomienden el producto más adecuado. 

Y recuerda: la presión es tu mayor enemigo. Procura dormir del lado contrario a la oreja en la que tienes el piercing. 

Si en algún momento te cansas de tus piercings y son recientes, siempre puedes optar por llevar los agujeros abiertos para que cicatricen y se cierren de manera natural.

La importancia de los materiales

Hacerse un piercing en un lugar profesional con expertos en la materia te asegurará que utilicen piercings de materiales hipoalergénicos. El acero, la plata o el oro, serán tus mejores aliados. No utilices metales que se oxiden: cuida tus orejas.

En la imagen, los Antique Hoops con los Antique Hoops Small.

Todos nuestros piercings de Maria Pascual tienen una base de latón y están acabados con un chapado en oro de 18/24 kilates de la máxima calidad. Además, son muy fáciles de poner y quitar y se adaptarán perfectamente al agujero de la oreja en el que prefieras llevarlos. Su tamaño y diseño hacen de nuestros piercings unos básicos para hacer mix and match como quieras. Apuesta por crear un look completamente diferente cada día en función de tu estilo, ocasión, estado de ánimo o la historia que quieras contar. Nuestras joyas son el reflejo de tu personalidad.

¿Qué piercing debes elegir?

En el mundo del piercing, tú eres tu mayor inspiración. Hazte lo que te sientas cómoda llevando, ya que deben ser un accesorio que te aporte estilo y confianza. Además, ves con la mente muy abierta, ya que no todos quedan igual a todas las personas. Cada oreja es distinta y esto determinará cómo te quede tu piercing. 

Por último, para asesoramiento, consulta con un profesional que te recomendará el piercing que mejor complemente y realce la forma de tu oreja y, por ende, tu rostro. 

Te avisamos: los piercings son una obsesión y una vez comienzas, ¡no paras! Son verdaderamente adictivos.

Share this post

There are no comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.