El futuro es ungendered

La línea que separa la moda masculina de la femenina cada vez es más difusa e inexistente. La cultura condiciona, pero con la inclusión de nuevos ideales y perspectivas estamos cambiando el paradigma hacia un modelo de aceptación y respeto. El futuro es ungendered y, las joyas, también. Defendamos las joyas genderless juntxs.

Una mañana despertamos con un mensaje inesperado en Instagram de un seguidor. Nos contactó para decirnos que siempre había querido llevar nuestras joyas, pero que en aquel momento no se veía reflejado ni identificado con el tipo de imágenes que colgábamos en nuestro feed, ya que solo aparecían mujeres.

Honestamente, nunca nos habíamos parado a pensar que lo que presentamos en redes como marca pudiese tener un impacto negativo en representación y, como consecuencia, pudiese llegar a ser una freno de compra. Fue un poco shock. Y ya no solo eso: no estábamos haciendo el esfuerzo suficiente por impulsar a los hombres a llevar joyas, un complemento que, para nosotrxs, te ayuda a potenciar tu estilo y la manera en la que te muestras al mundo.

En Maria Pascual, siempre hemos concebido las joyas como genderless, un accesorio unisex y no ligado a un género. De hecho, durante el proceso de diseño intentamos crear piezas que puedan formar parte de la historia de cualquier persona. Sin embargo, nos dimos cuenta de lo fácil que es perpetuar un estereotipo en una estrategia de comunicación mal enfocada. Sin embargo, nosotrxs somos de lxs que creemos que de todo error se aprende y nunca es tarde para cambiar de perspectiva. Si los chicos no se veían representados, ¿qué potestad teníamos para animarlos a llevar joyas con orgullo?

Con los años, nos hemos dado cuenta de que el sector de la joyería está muy polarizado, y que la mayoría de marcas hacen una gran diferencia de género y, por ende, en el diseño de sus joyas.

En la primera imagen, la modelo lleva el Grand Necklace, los Heart Hoops y un set de pulseras Maria Pascual. En la segunda, combina el Sacred Necklace con el Hidra Necklace y lo complementa con el Queen Ring, el 3 Stone Ring y el Triple Open Ring.

Sin embargo, esto no siempre ha sido así. La relación del hombre y la mujer con las joyas se extiende a lo largo de siglos de historia y, antes del siglo XX, esta diferenciación no existía. Los egipcios, los caballeros o la alta aristocracia siempre habían llevado joyas como signo de poder. Pero, ¿en qué momento permitimos que se creara una brecha entre la joyería femenina y la masculina?

La educación que recibimos desde una edad temprana y los códigos culturales del lugar en el que nos criamos nos condicionan en más aspectos de los que creemos. Nuestra forma de expresarnos, de vestir, de lo que debemos o no debemos hacer… La cultura condiciona y decide como un juez dicta sentencia y, la mayoría de veces, salirse de la norma provoca miedo al rechazo.

Por suerte, cada vez más observamos un cambio generalizado en la industria de la moda hacia un discurso más inclusivo y respetuoso que no entiende de estereotipos. Los límites de lo masculino y lo femenino se difuminan y, por fin, se comienza a reivindicar que la única etiqueta que debería llevar una pieza es el valor de su diseño.

Además, los iconos de estilo de las nuevas generaciones, como la Z, están ayudando a reivindicar el armario neutro y las joyas como un accesorio genderless. Y ya no sólo las cadenas o los anillos sello: sino piezas típicamente asociadas con lo femenino como los collares de perlas o los chokers de diamantes.  

¿Por qué un hombre no puede llevar un collar de perlas sobre un jersey de cuello alto negro? ¿O por qué una mujer no puede decidir con qué sentirse guapa, atractiva o simplemente más cómoda? Estas son algunas de las preguntas que la industria se cuestiona para romper con las asunciones. 

En la primera imagen, Luis lleva la Evil Eye Earring. En la segunda, combina el Leaf Ring con el Colibrí Ring.

Es momento de que los hombres pierdan el miedo a expresar su personalidad a través de las joyas. Desde Maria Pascual, queremos animar a todos nuestros seguidores, independientemente de su género o identidad, a que exploren el mundo de la joyería. Un laboratorio de estilo en el que experimentar, jugar y explorar todas las posibilidades que ofrecen las piezas. 

Queremos que cualquier persona se sienta cómoda y con confianza cuando lleve nuestras joyas. Sobre todo, que lo sientan como algo natural que complemente su estilo y su vida. 

El mundo de las joyas es dinámico, siempre cambia y se reinventa. Pero lo que debería ser una premisa inamovible es que las joyas son para todo el mundo, que nadie os diga lo contrario.

Share this post

There are no comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.