METAVERSO
METAVERSO
LO QUE HEMOS APRENDIDO DE LA PRIMERA FASHION WEEK EN EL METAVERSO

Si te gusta la moda, probablemente en algún momento de tu vida has fantaseado con asistir a las semanas de la moda y sentarte front row en los desfiles más cotizados. A tu derecha, Anna Wintour. A tu izquierda, una celebrity de la talla de Rihanna o Zendaya. Soñar es gratis.

Nueva York, Londres, Milán y París. Cuatro ciudades, cuatro capitales de la moda que, dos veces al año, se llenan de entusiastas y profesionales de la industria que nos brindan algunos de los mejores street style del año y momentos icónicos que pasan a formar parte de la iconografía de la pop culture.



Ni la mismísima Anna Wintour se hubiera imaginado hace años que entraría una nueva jugadora a la liga: una Fashion Week totalmente nueva (y muy diferente) a la que conocemos. Del 24 al 27 de marzo se celebró la primera Metaverse Fashion Week (MVFW) en Decentraland, la plataforma de realidad virtual del mundo. En su primer año de vida, consiguió acoger en un mismo espacio a nombres de primer nivel de la talla de Etro, Elie Saab, Dundas o Tommy Hilfiger.

Y aunque esta primera edición ha dejado claro que, para tener una experiencia totalmente fluida dentro del metaverso necesitas un dispositivo con un hardware (muy) potente, ha dejado highlights memorables que son dignos de recordar. Nuestros abuelos vivieron el primer aterrizaje del hombre a la luna y, nuestra generación, tiene el honor de presenciar la incursión de la moda en el metaverso.

MVFW: Highlights del evento

Toda la acción tuvo lugar en el “Luxury Fashion District” de Decentraland. La experiencia fue, como poco, variopinta, y demostró que todo es posible en esta nueva dimensión. Desde el desfile de Etro, con avatares más realistas y looks que fácilmente podríamos encontrar en su ecommerce, al de Dolce & Gabbana que hizo un despliegue utópico de aires kitsch con modelos felinos envueltos en looks de animal prints. Los asistentes, avatares personalizados con los skins más locos y extravagantes, podían asistir al desfile y moverse por la parcela a su antojo. Y es que en esta FW no hay seguridad ni tampoco reglas.

dolcegabbana-mvfw
etro-mvfw
Más allá de los desfiles, marcas como Tommy Hilfiger o Selfridges construyeron tiendas pop up en la que los asistentes pudieron comprar sus colecciones de wearables (NFTs) para customizar sus avatares. Estos pop ups también sirvieron como escaparates a sus colecciones reales y a sus ecommerce, del mismo modo que ocurrió con nuestro evento “Universe Maria Pascual”.

Qué esperar de futuras ediciones

El Metaverso es un mundo de posibilidades y solo hemos explorado la punta del iceberg. Lo más destacable es la cantidad de libertad creativa que da a las marcas la realidad virtual. Cierto es que hemos visto desfiles en las semanas de la moda de lo más memorables, como el último desfile ambientado en una ventisca de Demna Gvasalia para Balenciaga en París, pero el mundo digital permite crear proyectos mucho más ambiciosos que no podrían tangibilizarse en el mundo real por motivos evidentes. No hay gravedad, no está limitado por la materia. Puedes hacer que los objetos vuelen, cuelguen del techo, o que de repente un ovni volador se lleve a los modelos de la pasarela. Todo es posible en esta nueva realidad.

Por ahora, nos quedamos con la aceptación que ha parecido tener la FW y que, para ser su primera edición ha empezado con muy buen pie, demostrando la aceptación por parte de la “fashion people”. Histórica y culturalmente, son conocidos por ser gatekeepers, y sino recordemos su reticencia durante años a invitar a influencers a los fashion shows. Sin duda, son un duro hueso de roer pero, afortunadamente, la moda virtual parece que calará antes que la posibilidad de ver a Emma Chamberlain o Charlie D’Amelio en un front row.

La MVFW aún está dando sus primeros pasos. El evento, aunque muy sonado y retransmitido por medios especializados de la talla de Vogue, se enfrenta a limitaciones técnicas. Como ya hemos comentado al principio, requiere de un ordenador con una tarjeta gráfica excelente y, desafortunadamente, no todo el mundo tiene acceso a ello por su elevado precio y por lo tanto la mayor parte de los asistentes eran ya asiduos en Decentraland. Aunque el evento ha despertado mucho interés, aún está lejos de ser multitudinario. Pero tiempo al tiempo: Roma no se construyó en un día.

mvfw
Words and pictures by Maria Pascual Team

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

LO QUE HEMOS APRENDIDO DE LA PRIMERA FASHION WEEK EN EL METAVERSO

Si te gusta la moda, probablemente en algún momento de tu vida has fantaseado con asistir a las semanas de la moda y sentarte front row en los desfiles más cotizados. A tu derecha, Anna Wintour. A tu izquierda, una celebrity de la talla de Rihanna o Zendaya. Soñar es gratis.

Nueva York, Londres, Milán y París. Cuatro ciudades, cuatro capitales de la moda que, dos veces al año, se llenan de entusiastas y profesionales de la industria que nos brindan algunos de los mejores street style del año y momentos icónicos que pasan a formar parte de la iconografía de la pop culture.



Ni la mismísima Anna Wintour se hubiera imaginado hace años que entraría una nueva jugadora a la liga: una Fashion Week totalmente nueva (y muy diferente) a la que conocemos. Del 24 al 27 de marzo se celebró la primera Metaverse Fashion Week (MVFW) en Decentraland, la plataforma de realidad virtual del mundo. En su primer año de vida, consiguió acoger en un mismo espacio a nombres de primer nivel de la talla de Etro, Elie Saab, Dundas o Tommy Hilfiger.

Y aunque esta primera edición ha dejado claro que, para tener una experiencia totalmente fluida dentro del metaverso necesitas un dispositivo con un hardware (muy) potente, ha dejado highlights memorables que son dignos de recordar. Nuestros abuelos vivieron el primer aterrizaje del hombre a la luna y, nuestra generación, tiene el honor de presenciar la incursión de la moda en el metaverso.

MVFW: Highlights del evento

Toda la acción tuvo lugar en el “Luxury Fashion District” de Decentraland. La experiencia fue, como poco, variopinta, y demostró que todo es posible en esta nueva dimensión. Desde el desfile de Etro, con avatares más realistas y looks que fácilmente podríamos encontrar en su ecommerce, al de Dolce & Gabbana que hizo un despliegue utópico de aires kitsch con modelos felinos envueltos en looks de animal prints. Los asistentes, avatares personalizados con los skins más locos y extravagantes, podían asistir al desfile y moverse por la parcela a su antojo. Y es que en esta FW no hay seguridad ni tampoco reglas.

dolcegabbana-mvfw
etro-mvfw
Más allá de los desfiles, marcas como Tommy Hilfiger o Selfridges construyeron tiendas pop up en la que los asistentes pudieron comprar sus colecciones de wearables (NFTs) para customizar sus avatares. Estos pop ups también sirvieron como escaparates a sus colecciones reales y a sus ecommerce, del mismo modo que ocurrió con nuestro evento “Universe Maria Pascual”.

Qué esperar de futuras ediciones

El Metaverso es un mundo de posibilidades y solo hemos explorado la punta del iceberg. Lo más destacable es la cantidad de libertad creativa que da a las marcas la realidad virtual. Cierto es que hemos visto desfiles en las semanas de la moda de lo más memorables, como el último desfile ambientado en una ventisca de Demna Gvasalia para Balenciaga en París, pero el mundo digital permite crear proyectos mucho más ambiciosos que no podrían tangibilizarse en el mundo real por motivos evidentes. No hay gravedad, no está limitado por la materia. Puedes hacer que los objetos vuelen, cuelguen del techo, o que de repente un ovni volador se lleve a los modelos de la pasarela. Todo es posible en esta nueva realidad.

Por ahora, nos quedamos con la aceptación que ha parecido tener la FW y que, para ser su primera edición ha empezado con muy buen pie, demostrando la aceptación por parte de la “fashion people”. Histórica y culturalmente, son conocidos por ser gatekeepers, y sino recordemos su reticencia durante años a invitar a influencers a los fashion shows. Sin duda, son un duro hueso de roer pero, afortunadamente, la moda virtual parece que calará antes que la posibilidad de ver a Emma Chamberlain o Charlie D’Amelio en un front row.

La MVFW aún está dando sus primeros pasos. El evento, aunque muy sonado y retransmitido por medios especializados de la talla de Vogue, se enfrenta a limitaciones técnicas. Como ya hemos comentado al principio, requiere de un ordenador con una tarjeta gráfica excelente y, desafortunadamente, no todo el mundo tiene acceso a ello por su elevado precio y por lo tanto la mayor parte de los asistentes eran ya asiduos en Decentraland. Aunque el evento ha despertado mucho interés, aún está lejos de ser multitudinario. Pero tiempo al tiempo: Roma no se construyó en un día.

mvfw
Words and pictures by Maria Pascual Team

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

domingo,lunes,martes,miércoles,jueves,viernes,sábado
enero,febrero,marzo,abril,mayo,junio,julio,agosto,septiembre,octubre,noviembre,diciembre
No hay suficientes ítems disponibles. Solo quedan [max].
Agregar a favoritosRevisar favoritosRemover favoritos
Carrito

Tu carrito está vacío.